El Monumento a la Revolución, uno de los emblemas de la capital, adquiere un matiz deslumbrante durante el “Amanecer Monumental”, una experiencia que permite admirar, bajo una luz distinta, la fascinante obra de Carlos Obregón Santacilia.
En el recorrido, los visitantes podrán acceder al mirador del Monumento, ubicado a más 65.7 metros de altura, la Linternilla, el punto más alto de esta magní ca obra arquitectónica de los años 30. Desde este lugar, al salir el sol, las sugerentes panorámicas de la ciudad cobran protagonismo ante los ojos del espectador que tendrá la oportunidad de recorrer el inmueble en su totalidad cuando la mañana despunta.
“Amanecer Monumental” se realiza únicamente dos domingos al mes en un horario de las 5:50 am a las 8:00 am. El costo de la visita guiada, que comienza puntualmente a las 6:00 am, es de $450 pesos en taquilla por persona e incluye una reconfortante bebida caliente y un delicioso pan dulce para degustar mientras se recibe al nuevo día. Para mayor información, consultar las próximas fechas y adquirir entradas, visita el sitio www.mrm.mx

Inicialmente concebido para albergar un suntuoso Palacio Legislativo Federal, el Monumento a la Revolución Mexicana fue encargado por Porfrio Díaz, entonces Presidente de México, al arquitecto francés Émile Bénard. La construcción más ambiciosa del Porfriato inició en 1905 y fue interrumpida en 1912 debido al estallido de la Revolución Mexicana. Inconclusa
y abandonada durante décadas, la estructura de acero central de principios del SXX fue reinterpretada como Monumento a la Revolución por el arquitecto mexicano Carlos Obregón Santacilia en 1934-38.
En la actualidad, el MRM ofrece al público una innovadora experiencia de conocimiento y diversión dentro de un espacio que alberga historia y manifestaciones de artes plurales que invitan a la refexión y desarrollo del pensamiento.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: