Generosidad y dedicación son cualidades inherentes a la experiencia Shangri-La Hotels and Resorts, emblema de lujo distinguido por su expertise en la hospitalidad que nace del corazón. Este arte cobra una dimensión que conecta con los sentidos a través de un tour gastronómico por tres destinos: París, Londres y Maldivas. Con estas experiencias, la impronta de Shangri-La es establecer con el huésped un diálogo que enaltece el placer de compartir la mesa de la mano de los mejores chefs del mundo, quienes develarán los sabores más auténticos de los
mejores ingredientes, provenientes de productores locales y cultivados bajo los más altos estándares. Enfocados a superar siempre las expectativas, el viaje comienza en la Ciudad de la Luz, a unos pasos de los Jardines de
Trocadero, en el arrondissement 16. Los paladares más refinados se encontrarán con platillos preparados con insumos de los más prestigiados productores, como pollo de la granja de Alexandre Mazuir, cítricos de los campos de Damien Blasco y delicadas materias primas de excepción, como trufas blancas y negras o miel de Córcega. L’Abeille, poseedor de dos estrellas Michelin, y el Shang Palace, el único restaurante chino en Francia con una estrella, son los emblemas del Shangri- La Hotel, Paris. Langosta con vainilla, camote y castañas, queso brillat-savarin trufado, ostras guillardeau con caviar y pato Pequín son algunas de las especialidades que conforman el menú de estos laureados restaurantes.

SHANGRI-LA CREA UNA TRAVESÍA GOURMET PARA DESCUBIR TRES VISIONES CULINARIAS CONTEMPORÁNEAS

El placer de compartir la mesa y los recuerdos que forjan en torno a ella son los hilos conductores de un viaje culinario por tres destinos imperdibles de Shangri-La. Un itinerario sibarita que comienza en París, continúa en Londres y culmina en Maldivas para alimentar el corazón. Ubicado en la torre más alta de Londres, enclavada en el distrito de Borough-Bermondsey, Shangri-La Hotel, At The Shard, London se identifica por la animada actividad gastronómica del Borough Market y la Bermondsey Street. Aquí, la travesía va más allá y consiste en dos opciones que acercan al comensal a los fogones. La primera es una clase privada de cocina con los expertos de Mimo London Cooking School, quienes los guiarán en la búsqueda de los mejores ingredientes en el mercado para posteriormente preparar la cena a su lado y maridarla con la mejor selección de vinos. Los huéspedes viven,
de la mano de un chef, la aventura de seleccionar lo que desean comer y conocerán sus secretos mejor guardados. La segunda experiencia, enfocada para quien quiere vivir como lo hace un londinense, la calidez de los marchands y descubrir los proveedores de confianza en esta emblemática Meca culinaria. En conjunto, chef y comensales eligen una serie de
ingredientes con los que disfrutaran de un almuerzo, en un comedor privado, en las instalaciones de Mimo London con platillos a medida maridados con vinos. Shangri-La’s Villingili Resort & Spa, Maldives invita a un reencuentro con la naturaleza en la isla de Perched, en el atolón de
Addu, en el Océano Índico. En este idílico entorno, los viajeros disfrutarán de los sabores de los ingredientes cosechados por productores locales como parte del programa “Rooted in Nature”, que estableció Shangri-La como un compromiso para la adquisición y consumo de alimentos de fuentes orgánicas con procesos sustentables y que siguen pautas de comercio justo.
En Maldivas las tradiciones de la cocina hindú, japonesa, china, mediterránea y del Medio Oriente se fusionan en los menús de sus restaurantes Javvu, Dr. Ali’s y Fashala. En el primero, los alimentos se preparan al momento, resaltando su frescura, y añadiendo toques de ingredientes internacionales como caviar persa, carne wagyu, foie gras y una variedad de quesos delicatessen. Mientras que en Dr. Ali’s sus tres chefs retoman especialidades de la culinaria asiática para reinterpretarlas con
ingredientes de la isla. En Fashala, la pesca del día es la protagonista de platillos preparados con inspiración mediterránea. Una travesía que brinda la esencia Shangri-La, despertando los sentidos y permitiendo apreciar la gastronomía desde distintas perspectivas.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: