Héctor Castro Aranda
cientounorevista.com

Venice Beach, es una de las playas y punto de encuentro más famosas del condado de Los Angeles, California. Hemos visto su referencia en decenas de filmes o series, inclusive caricaturas, las famosas canchas de basquetbol, el famoso gimnasio de los musculosos, las históricas rampas de skate en donde en sus años de gloria le sacaban brillo famosos de la tabla como Stacy Peralta. Venice, fue un parteaguas del skate profesional a mediados de los años 1970 y para el surf, su punto geográfico y decadente ayudó a este movimiento. Venice fue fundada por el millonario del tabaco, Abbot Kinney el 4 de julio de 1905. La idea de Kinney era crear un lugar dedicado a la salud, la educación. Un lugar donde la gente pudiera relajarse y disfrutar del aire del océano mientras seguía actividades intelectuales. Después de la apertura, Kinney trajo profesores y escritores para dar conferencias a lo que él pensó que serían seminarios bien atendidos. Para su consternación la idea fracasó. Resultó que la gente estaba mucho más interesada en los juegos de carnaval y las atracciones de espectáculos. En 1925, Venice estaba en ruinas, incapaz de gobernarse a sí misma y pasó a ser parte de Los Angeles. En 1930 se descubrió petróleo, y subieron las plataformas petroleras, el aire prístino de Venice se convirtió en una nube de humos tóxicos y los canales se contaminaron. El tiempo pasó, el auge del petróleo disminuyó y la Segunda Guerra Mundial llegó a su fin. Los apartamentos recientemente remodelados y renombrados de Lincoln Place se construyeron originalmente para albergar a veteranos de la Segunda Guerra Mundial. En la década de 1960, los Beatniks, seguidos por los hippies, emigraron a Venice, las rentas baratas y el ambiente de individualidad alimentaron una cultura de artistas, músicos y poetas, como a The Doors que se formó en Venice a finales de los años 1960, y fue un elemento básico en el área de la ciudad. La cultura punk rock de la playa, nacida a finales de los años 1970, continuó hasta los 1980. Lo más notable es que la banda local Suicidal Tendencies se disparó al estrellato internacional. La agresividad de la cultura del skate/surf de Venice fue un complemento perfecto para el movimiento punk rock, y ambas escenas florecieron. En la década de 1980, la epidemia de crack golpeó a Los Angeles, y Venice tuvo su propio problema con las guerras de pandillas. Esto continuó en los años 1990 y la reputación de Venice Beach, como una ciudad peligrosa estaba bien justificada, podemos verlo en la película, Historia Americana X. Todos estos movimientos por los cuales pasó esta pequeña ciudad, son lo que lo hacen ahora un sitio muy interesante por descubrir, el arte urbano, las edificaciones de principios de siglo XX, los restaurantes, bares y cafés por toda la costa, los artistas urbanos, los sitios que comienzan a mezclar con condominios modernos, las auténticas casas de playa, cuadras enteras que se quedaron atrapadas en los años 1960. Los indigentes tienen una parte muy importante aquí, ellos se han encargado de brindarle un arte abstracto a diferentes zonas de la playa con piezas de arte inspiradas en lo que han vivido, muchas podrían resultar angustiantes, pero la combinación de todo lo mencionado, hace que Venice Beach, sea un punto para visitar. (Comentarios: [email protected]).

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: