Enrique Alonso Cervantes

“Creo que mi mirada cambia todo el tiempo. Pero siempre trato de ser tan natural como puedo ser”, declara convencida Willow Smith, actual
modelo para las mejores pasarelas e incipiente actriz y cantante.
Willow Smith, parece dispuesta a ser la modelo del futuro. La hija de Will Smith, acaba de firmar para una importante agencia de modelos a los 15 años, demostrando que puede convertirse en una de las top models del futuro. Y en toda una figura de la música y actuación.
La hija de Will Smith y Jada Pinkett Smith, siempre ha sido una chica con mucho estilo, y todo gracias a sus padres. A sus 15 años, parece tener las ideas muy claras: se considera una firme feminista. Unas declaraciones muy maduras para una chica de su edad que forma parte del star system.
Además, ser hija de padres famosos no parece haberle afectado demasiado, demostrando que es una chica muy centrada. Tiene un estilo de lo más peculiar y original, cosa que le hace sumar puntos en la industria de la moda. Y es que la individualidad y el estilo propio cada vez se valoran más. A la joven le gusta calificar su estilo de hippie. “Hay que preocuparse menos de lo que los demás dicen pero también preocuparse menos de lo que dice nuestra propia mente, porque lo que nuestra propia mente piensa sobre uno mismo es a veces lo que nos pone tristes”.
Willow, ha firmado su primer contrato como modelo en la agencia The Society
Management, la misma que representa a Kendall Jenner y muchas otras famosas. Con esto, la más joven de la familia Smith da un paso agigantado en su carrera y pronto se subirá a la pasarela.
Willow, ha alborotado a la industria de la moda y ha participado en un sinfín de proyectos, que incluye su contrato con la compañía de
Marc Jacobs el pasado junio, como imagen de la campaña otoño/invierno 2015-2016.
El estilo de Willow, destaca por su peculiaridad a la hora de combinar las prendas, superponerlas, y adaptar las tendencias a su personalidad. Con un look muy urbano y rockero, la pequeña de los Smith, ha demostrado tener un gran carácter y estilo propio en todas sus apariciones.
En cuanto a su trayectoria profesional, Willow ha protagonizado las portadas en las revistas inglesas i-D Magazine y editoriales para CR Fashion Book , Wonderland y T Magazine.
No obstante, su carrera no se centra exclusivamente en la moda, sino que también ha tenido pequeños papeles como actriz en cine y televisión, como en la película, Soy leyenda, donde compartió reparto con su padre. Aunque en el ámbito que más
a gusto se encuentra es en la industria musical, donde hoy en día recibe el apoyo del cantante y marido de Beyoncé, Jay-Z.
Es así, que a cinco años de su debut con el single “Whip My Hair”, Willow Smith, presentó su álbum debut. Después de hacer mención a mediados de diciembre en su cuenta de Twitter, finalmente se entendió de qué había hablado ese día: Ardipithecus salió a la venta en iTunes y está disponible en Spotify.
Al repasar los créditos del disco, el nombre de la joven de 15 años aparece como la única autora de 14 de los 15 temas y como la productora única en 10 de ellos. Su hermano Trey, con el álter ego AcE, figura como colaborador en tres canciones. “F Q-C #8” es el primer single de este álbum. “Yo quería nombrar así a mi compilación musical porque mientras estaba haciendo estas canciones estuve en un estado de transición. Cavando profundamente desde el fondo de mi corazón, para encontrar pedazos antiguos de mi, que cuentan historias, que terminan siendo las letras de estas mismas canciones”.
A principio de este mes, cuando se le preguntó sobre su esperado álbum debut desde el lanzamiento de “Whip My Hair” en 2010, Willow Smith dijo que estaba listo. Y fue todo. El proyecto está firmado solamente como Willow, quien dejó de lado el famoso apellido de la familia. “Todo es superficial en el ambiente artístico. La gente siempre quiere algo de que hablar. Quieren esparcir cierta negatividad”.
Willow, dijo que tenía 26 canciones listas para el álbum, pero decidió recortar 12 porque “los chicos de hoy en día están muy dispersos. Por lo general no pienso mucho cuando hago ciertas cosas, que me estén tomando más tiempo de lo esperado. Pero vi todo lo que tenía alrededor. Y finalmente está listo”.
En 2010 llegó al lugar 11 en el Billboard Hot 100 con el sencillo “Whip My Hair”. Ella firmó con sello Roc Nation desde que tenía diez años de edad.
La bella sonrisa y encantadora personalidad de Willow Smith, no son un secreto para los fans, pero existen otros aspectos que son desconocidos para muchos. A la hija de Will Smith no le gusta la música moderna. Dice que ni siquiera tiene una canción favorita, prefiriendo escribir sus propios temas. Para crear canciones, entra en la cabina del estudio de grabación y ahí empieza a improvisar.
Tanto ella como su hermano Jaden Smith, piensan que la educación formal es una pérdida de tiempo. Aunque no le gusta la educación en un sentido formal, a Willow le encanta leer libros sobre temas como la física. Le encanta compartir con su hermano y componer canciones juntos. “Jaden y yo nos dimos cuenta de que nuestras voces juntas suenan como el chocolate. Tan buenas como sabe el chocolate, la verdad, suenan muy bien”.
A Willow, le encanta escribir novelas, lo cual ha hecho desde que tenía seis años. La artista considera que cuando crea una obra, debe tener algún elemento chocante para que sea efectiva. Aunque muchos piensan que Willow es un ícono de la moda, ella afirma que prefiere usar prendas que le sean cómodas. Ha dicho que la vida es una meditación enfocada en la respiración. “Respirar es meditar; la vida es una meditación constante. Tienes que respirar para poder vivir, así es como te pones en contacto con el espacio sagrado de tu corazón”.
Menciona que su música es como un reflejo holográfico de una realidad creada por una conciencia superior. “No hay novelas que me guste leer, por eso escribo mis propias historias, y luego las leo de nuevo, es lo que mejor funciona en mi caso”, finaliza reflexiva la naciente estrella de la moda y el pop.